BENEFICIOS Y PERJUICIOS DE LOS DEBERES ESCOLARES. EL ETERNO DEBATE

En las sesiones iniciales de técnicas de estudio, uno de los primeros aspectos en abordarse suele ser la realización de un horario que incluya tanto las actividades obligatorias (clase y extraescolares), así como un periodo de tiempo de estudio diario.
Pero en muchas ocasiones nos encontramos con la imposibilidad de realizar un horario de estudio adecuado a las necesidades de cada niño (ajustado a su edad, ritmo de aprendizaje, etc.), ya que la carga de actividades extraescolares y deberes, sumado al tiempo de cole supera con creces a la jornada laboral de un adulto.

Tomemos como ejemplo el caso de Ángel, un alumno de 2º de la ESO, cuyo horario semanal es el siguiente:
– De lunes a viernes, acude al instituto desde las ocho y media de la mañana hasta las dos y media de la tarde.
– Come a las tres, al llegar a casa.
– Casi “con la comida en la boca”, sale de casa para ir a particular de inglés o a clase de guitarra (dependiendo del día), de cuatro a cinco y media de la tarde.
– Los miércoles y viernes además juega al baloncesto de seis a siete y media.
Es conveniente que Manuel estudie todos los días al menos una hora, haciendo especial hincapié en aquellas asignaturas que le supongan mayor dificultad. Pero Manuel primero tendrá que hacer los deberes: los días que “por suerte” no tiene mate los terminará en una hora y media. Si no es el caso, emplea unas dos horas aproximadamente.
El tiempo que Manuel invierte durante la semana en actividades de esfuerzo mental/académico (sin contar baloncesto), es de más de 9 horas al día, a lo que tendremos que añadir el tiempo de estudio.
Una de las cuestiones obvias es: ¿Cuándo dejamos tiempo para que Manuel esté al aire libre, juegue, se relacione con otros niños o disfrute de un rato en familia?

Existe un intenso debate entre los padres y profesionales del ámbito educativo partidarios de los deberes, y los que consideran que, más que beneficiar, perjudican a los alumnos.

A continuación, veremos algunos de los argumentos más habituales para elegir una u otra posición:

PERJUICIOS DE LOS DEBERES
– Uno de los perjuicios que pueden verse más claramente, es que los niños no consideran que aprender sea algo divertido o emocionante; más bien todo lo contrario (lo asocian a aburrimiento…).
– Pueden promover la competitividad entre alumnos y no el trabajo cooperativo o colaborativo.
– La mayor parte de las tareas propuestas genera conductas automáticas en los pequeños: no se fomenta la comprensión, sino la producción, lo que conlleva una memorización descontextualizada de información o la repetición sin reflexión.
– Pueden ser causa de conflictos familiares: es lógico que a un niño le cueste dejar de jugar para ponerse con la tarea del cole, por lo que habitualmente los deberes son motivo de conflictos.
También pueden generar otro tipo de problemas, como la demanda de ayuda, a veces en exceso (cuántas veces oiremos “Mi hijo y yo hemos hecho la tarea de lengua”).
– Impiden a los niños tener tiempo para jugar. En ocasiones parece que los adultos olvidamos que el juego es un aspecto fundamental en el proceso madurativo de los pequeños, por lo que queda relegado a “cinco minutitos antes de la cena”.
– Uno de los mayores perjuicios del planteamiento de los deberes actualmente es que, al no haber un criterio unificado, genera muchas desigualdades (la cantidad y tipología de las tareas extraescolares varía dependiendo del cole al que vayas, el profe que “te toque”…).

carta

BENEFICIOS DE LA REALIZACIÓN DE DEBERES
– Pueden ayudar a consolidar los contenidos abordados en clase, favoreciendo la generalización de los aprendizajes.
– Así como hemos señalado que podrían fomentar la competitividad, bien enfocados motivan y promueven valores positivos (trabajos en grupo, actividades de carácter solidario, búsqueda de información empleando diversas fuentes…).
– Facilitan una rutina de trabajo fuera del cole. Que los niños y jóvenes desarrollen hábitos adecuados es algo fundamental.
– Podemos verlos como una ocasión para facilitar la comunicación e interacción entre padres/hijos y demás miembros de la familia (entrevista al abuelo, ayudar a un hermano…).
– Generan autonomía en los alumnos/as.

Como podemos observar, existen argumentos sólidos tanto a favor como en contra de los deberes.
Pero, puede que padres y profesionales hayamos enfocado mal el dilema. Al igual que en muchos aspectos de la vida, no todo es o blanco o negro. No podemos decir con rotundidad que los deberes perjudiquen a los niños, pero tampoco podemos señalar lo contrario.
Al final, el debate y la reflexión deberían estar en el cómo. Es decir, las tareas fuera del cole pueden beneficiar a los alumnos si…
– Las ajustamos a las características de éstos: potencialidades, necesidades, intereses.
– Favorecen la reflexión y capacidad crítica.
– Son actividades originales, diferentes, variadas, que fomentan no sólo la interiorización de información, sino también la creatividad, la educación en valores, inteligencia emocional, etc.
– La cantidad es razonable, adecuada. Esto quiere decir que debemos diferenciar entre el uso y el abuso de este tipo de tareas.

Cecilia Collantes Pérez
Psicopedagoga. Hadi Psicología.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

APROVECHAR LA MOTIVACIÓN DE LA VUELTA AL COLE

Se aproxima el inicio del curso escolar, algo deseado por muchos papás y mamás que buscan por un lado el desarrollo de sus hijos, y por otra parte esas rutinas estables que en verano suelen perderse (actividades, comidas, hora de irse a la cama…), además de mayores facilidades para conciliar la vida laboral y familiar.

Pero la llegada del curso académico no sólo trae consigo las rutinas y la estabilidad, sino que suele ir también acompañada de riñas por los deberes, de ese “hoy no quiero ir a inglés”, las pocas ganas de ponerse a estudiar esta tarde…

cole

     Para combatir esto, podemos aplicar ciertas estrategias aprovechando precisamente la época en la que nos encontramos. Algunas orientaciones a seguir podrían ser:

  • Preparar a los hijos para que comiencen con motivación el colegio o instituto: dependiendo de la edad y características de nuestro hijo, podemos darles una “motivación extra” hablándoles del reencuentro con sus compañeros, preparando el material escolar necesario, proponiéndoles que diseñen un horario donde reflejar sus asignaturas diarias, leer con ellos algún cuento sobre la vuelta al cole, etc.
  • Acordar con ellos un horario de estudio desde el primer día. Esto nos ayudará a hacer del estudio un hábito; aunque las primeras semanas ese tiempo destinado al estudio se emplee para leer el tema que van a empezar, hacer alguna pequeña tarea, diseñar las portadas de los cuadernos… Pero es importante que los jóvenes estudiantes asocien desde el principio unas determinadas horas al trabajo académico.
  • No sobrecargarles de trabajo. El interés por fomentar el desarrollo integral de los niños o por buscar un lugar donde puedan estar bien atendidos y aprovechen el tiempo de forma enriquecedora tras la jornada escolar nos puede llevar en muchas ocasiones a cargarles de excesivo trabajo. Cuidado con esto.

     Para más información sobre el comienzo del curso escolar, la elección de las actividades extraescolares, el uso de técnicas de estudio, gestionar la conducta de los niños u otro tipo de información, no dudéis en consultar este blog o acudir a nuestro centro.

          Feliz Semana.

 Cecilia Collantes Pérez
Psicopedagoga. Hadi Psicología.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Depresión: el “resfriado común” de la salud mental

La Depresión es un trastorno del estado de ánimo extendido, y que se ha denominado el “resfriado común” de la salud mental.

Se calcula que el 12% de la población experimenta depresión que requiere tratamiento.

Los factores que influyen para que una persona pueda padecer depresión son: biológicos, históricos (cosas que nos han pasado a lo largo de nuestro crecimiento), ambientales (acontecimientos presentes negativos) y psicológicos (por ejemplo, baja autoestima). Para padecer depresión no es necesario que confluyan todos los factores, en ocasiones uno solo puede ser el causante de precipitar un estado de ánimo bajo.

Teniendo en cuenta estos factores, toda persona puede ser vulnerable a padecer depresión en un momento de su vida y a necesitar ayuda.

En otras ocasiones, podemos sentir un estado de ánimo bajo sin tener depresión, y eso no significa que no podamos beneficiarnos de una psicoterapia como algo puntual en nuestra vida.

Cuando una persona esta deprimida se siente triste, con tendencia al llanto, con un gran sentimiento de culpa, más irritables y ansiosos de lo habitual. Se preocupan de lo mal que se sienten y de la aparente incapacidad para solucionar la situación que esta viviendo.

Aunque existen diferentes tipos de depresión, cabe decir, que en la mayoría de los casos las depresiones duran un tiempo limitado, aunque cuando se esta sufriendo no lo parezca.

El tratamiento de la Depresión puede constar de tratamiento farmacológico y de un tratamiento cognitivo-conductual.

Si enfatizamos el tratamiento conductual nos centramos en retomar las actividades agradables o placenteras. Aunque en un principio requieran un gran esfuerzo, posteriormente ayudan a sentirse mejor y más motivado. En el caso de una persona con depresión primero está el esfuerzo, y luego la apetencia.

En cuanto a la intervención cognitiva, se trabajará para reestructurar las creencias de la persona, que predisponen y mantienen los problemas emocionales.

Otras áreas que se trabajan pueden ser; solución de problemas, habilidades sociales, motivación, etc.

También se debe tener en cuenta el papel de las familias. En general, las personas cercanas, a una persona con depresión, atraviesan diferentes etapas en cuanto a la forma de comportarse. Al principio se suele reaccionar desde el apoyo y comprensión. Posteriormente, cuando el proceso se alarga y no se comprende la situación, se empiezan a sentir cansados, frustrados y/o enfadados. Es importante entender que si bien el apoyo de la familia es importante, el principal responsable del cambio será la propia persona. La actitud de la familia puede ayudar en el proceso, y para ello es importante entender que si la persona se inmoviliza o no cambia, no tiene que ver con su propia voluntad, sino como un síntoma de la depresión. Sí se consigue entender lo que puede sentir una persona con depresión será más fácil controlar los enfados y así se podrá plantear una alternativa más racional y productiva a la situación que se esta viviendo.

Almudena Fuentevilla Edesa

NºCol.CA-00500. Psicóloga

Hadi Psicología y Psicoterapia.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

PSICOLOGÍA ONLINE (SKYPE) 10% DESCUENTO

PSICOLOGÍA ONLINE (SKYPE) 10% DESCUENTO

En los últimos meses el número de pacientes que atendemos a través de las redes sociales (skype) está aumentando considerablemente. La razón es que la terapia psicológica online permite obtener ayuda psicológica desde la intimidad y comodidad del hogar, manteniendo el grado de anonimato que se desee, evitando desplazamientos o molestas esperas; y nos permite tener asistencia psicológica si nos encontramos viviendo en el extranjero (situación en la que cada vez se encuentran más personas)

Hasta el momento se han realizado  varios estudios que muestran la eficacia de la terapia mediante la psicología online:  Al tratarse de un campo novedoso, esta siendo ahora cuando comienzan a surgir más investigaciones al respecto. Estos estudios concluyen con resultados que avalan la eficacia y el beneficio de este tipo de terapia en poblaciones con las siguientes características:

–  Problemas de tipo depresivos.

–  Trastornos de ansiedad

–  Trastornos de alimentación

–  Y en el tratamiento y seguimiento terapéutico en personas: con enfermedades crónicasmusculo-esqueléticas, que padecen síntomas psicosomáticos (insomnio, disfunciones sexuales, problemas de relajación…), en apoyo para la prevención del suicidio, y en terapia de pareja.

Otras áreas que pueden abordarse desde la terapia online son los problemas de autoestima, estrés , asesoramiento psicológico para afrontar problemas cotidianos que sentimos que nos superan e incluso el asesoramiento para aspectos de coaching y psicología del deporte.

En todos estos casos existe mejora, además de por el trabajo de la terapia en sí, también debido a la facilidad en el seguimiento y contacto con el terapeuta a través de las nuevas tecnologías (videoconferencia, e-mail, chat o teléfono).

Te animamos a que nos consultes en una primera CONSULTA GRATUITA. Así mismo, desde Hadi ponemos en marcha un DESCUENTO ESPECIAL DEL 10% en todas las sesiones de Psicología Online. Ponte en contacto con nosotros y te informaremos del precio final de las sesiones sin ningún compromiso ( TLF 942 89 7895 o en el correo info@hadipsicologia.com)

¿Cómo funciona?

Ponte en contacto con nosotros a través del email info@hadipsicologia.com o en el teléfono 942 89 78 95. Acordaremos una cita teniendo en cuenta tu disponibilidad.

Es necesario tener descargado el programa SKYPE (puedes descargarlo en www.skype.com)

Los pagos se hacen por transferencia bancaria previa a la sesión. Será necesario que nos hagas llegar por email el resguardo de dicha transferencia. Pero recuerda que la primera consulta es totamente GRATUITA por lo que no conlleva este trámite y podrás consultar todas las dudas que tengas.

* Referencia a los estudios : Swinson, R. P. y col. (1995), Alfred Lange y col. (2003), Kessler D. y col (2009) o  Gallego, M.J. y col (2011).

©Hadi Psicología y Psicoterapia

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

TOLERANCIA A LA FRUSTRACIÓN

La frustración es la emoción que sentimos cuando no alcanzamos nuestros deseos o metas.

Esta emoción causa enfado o tristeza, y puede generar que evitemos afrontar nuestros problemas, o una mala resolución de los mismos. Es causa de que nos desmotivemos y abandonemos nuestras metas y proyectos. Por lo tanto, una baja tolerancia a la frustración puede provocar; baja autoestima, problemas de conducta ó depresión.

¿Por qué baja autoestima?. Si no tolero la frustración, voy a evitar sentirla y por lo tanto evitar los problemas. Si no afrontamos los problemas, la creencia que vamos a generar sobre nosotros mismos es de incapacidad para resolver los conflictos de la vida.

¿Por qué problemas de conducta?. Como se ha comentado anteriormente la frustración provoca enfado, si se trata de una persona que además es impulsiva puede que tenga dificultades para controlar el malestar que ésta le genera, con sus consecuentes conductas. Todo ello dificultará una resolución de conflictos adecuada y problemas en las relaciones personales.

¿Por qué depresión?. La baja tolerancia a la frustración, también provoca tristeza. Al sentirme incapaz de afrontar situaciones de la vida cotidiana.

Por lo tanto, la Baja Tolerancia a la frustración es causa de muchos de nuestros malestares, tanto en niños como adultos, y por ello la importancia de conocerlo y prevenirlo.

La frustración es parte de la vida, no podemos evitarla, pero si aprender a tolerarla y manejarla.

Cuando a un niño se le pone un límite o una norma, lo ve como algo negativo e injusto, y eso le provoca enfado y frustración al no conseguir lo que él quiere en ese momento. Pero es necesario que los padres no le den siempre lo que pide, o no con la inmediatez que él desea, porque de ser así no aprenderán a posponer la gratificación y a tolerar el malestar que esto les genera.

Para trabajar la Tolerancia a la Frustración con niños:
– Como se ha señalado anteriormente, poner límites y decir “no”, cuando sea necesario. Demorar la gratificación de sus demandas.
– No trasmitir a los hijos/as que los errores o equivocaciones son algo horroroso.
– Cuando los niños se enfaden, no tratar de resolver su malestar de inmediato. Esperar a que disminuya el malestar para hablar con ellos y buscar posibles soluciones.
– El modelado es fundamental, si nosotros no mostramos calma ante la frustración ellos aprenderán a responder de la misma manera.
– Enseñarles a pedir ayuda cuando sea necesario. No dar las soluciones a los conflictos, sino guiarles en como buscar diferentes alternativas y que escojan la que consideren mejor.
– Reforzarles y elogiarles cuando consiguen resolver un conflicto, sin abandonar, tolerando la frustración.

Para trabajar la Tolerancia a la Frustración en adultos:
– Tolerar y normalizar el malestar, las emociones negativas y desagradables. Estas emociones, aunque no sean agradables forman parte de la vida, y son reacciones naturales a acontecimientos negativos que nos ocurren. Luchar contra ello genera un gran malestar, y además nunca conseguiremos eliminarlas.
– Identificar ideas y creencias que pueden provocar baja tolerancia a la frustración y buscar el pensamiento alternativo. Por ejemplo; “esto es horroroso”, “jamás podré con ello”, “es demasiado difícil”, etc. Estos pensamientos solo aumentarán el malestar.
– Centrarse en la solución del problema, no en la causa. Si la solución es muy a largo plazo, dividir los pasos en metas a corto plazo.
– No buscar soluciones inmediatas.

No pasa nada porque nos sintamos mal durante un tiempo, si conseguimos tolerarlo puede que consigamos una buena recompensa a largo plazo.

Almudena Fuentevilla Edesa. Psicóloga.
©Hadi Psicología y Psicoterapia

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

EL DILEMA DE LAS ACTIVIDADES EXTRAESCOLARES

EL DILEMA DE LAS ACTIVIDADES EXTRAESCOLARES

Con la llegada de octubre, y una vez superados ya los primeros días de clase, tanto padres como niños se encuentran con la posibilidad de elegir entre una cantidad inimaginable de opciones para cubrir las horas fuera del cole, buscando contribuir de esta forma al desarrollo integral de los hijos.

Pero es en ese momento cuando muchos nos planteamos: el hecho de acudir a actividades extraescolares ¿es enriquecedor o contraproducente? Lo cierto es que hay discrepancia entre los partidarios de este tipo de actividades y quienes ponen en duda su conveniencia.

Por una parte, está claro que dadas las condiciones de la sociedad actual, en muchas ocasiones el recurrir a “extraescolares” es el único modo que tienen los padres de poder conciliar su vida laboral y familiar.

Pero, si este es el caso, siempre se puede reflexionar y buscar la mejor opción.

Para valorar la adecuación o no de una actividad extraescolar tendremos que tener en cuenta las características (tanto potencialidades como necesidades), y los intereses del niño o niña que va a realizar la actividad. Mientras que para unos el hecho de ir a baloncesto puede resultar una experiencia muy agradable, para otros puede resultar desagradable o agobiante.

¿CÓMO ELEGIR ENTONCES UNA ACTIVIDAD ADECUADA PARA MI HIJO/A?

Existen una serie de pautas que pueden orientarnos a la hora de encontrar una buena actividad para un niño.

–       La primera de todas es, como ya hemos mencionado, partir de los intereses y características del niño.

Por ejemplo, las actividades deportivas en equipo (fútbol, balonmano, etc.) pueden ayudar a desarrollar habilidades sociales en aquellos niños que lo necesiten; y no olvidemos además que realizando ejercicio físico también fomentamos un estilo de vida saludable.

Sin embargo, si un niño presenta dificultades en la asignatura de inglés en la escuela, parece lógico que probablemente no sea lo más acertado que acuda a clases de francés una vez termine la jornada escolar.

–       Otro aspecto a tener en cuenta es que el hecho de hacer actividades fuera del colegio nunca puede abarcar todo el tiempo libre de los pequeños: deben tener su espacio de ocio así como tiempo suficiente para cumplir con las obligaciones académicas.

–       Las extraescolares no deben convertirse únicamente en un “vamos a suplir carencias”: particular de lengua, de matemáticas, clases de inglés…

–       Lo más adecuado es combinar ejercicio físico e intelectual (no saturar ni de uno ni del otro).

–       No vivir por nuestros hijos: ¡con lo que me hubiera gustado a mi de niño ir a clase de guitarra!

Es imprescindible escucharles siempre, y llegar a acuerdos con ellos.

Finalmente, cabe señalar que es fundamental tener en cuenta que un mal uso de este tipo de actividades puede desencadenar en el niño estrés infantil. Y ciertamente no podemos medir qué tipo de actividad o qué número de horas puede ser perjudicial, ya que cada pequeño es único y lo que para uno puede vivirse positivamente para otro puede generar ansiedad.

Cecilia Collantes

Psicopedagoga

© Hadi Psicología y Psicoterapia

@hadipsicologia

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

ESCUELAS DEPORTIVAS… ESCUELAS DE VALORES

Esta semana tuve la suerte de acudir al preestreno de un documental sobre educación en valores a través de una escuela de vela. El documental se llama “De donde viene el viento: una escuela de vida”. Pronto podréis verlo en varios medios, pero si queréis saber más sobre el proyecto, no dejéis de visitar la página de la asociación www.asociacionderrota.org

Si reflexionamos sobre los valores que los niños pueden aprender a través del deporte, vendrán a nuestra mente aspectos como por ejemplo, los beneficios en las relaciones sociales con otros niños, los procesos de socialización y las habilidades sociales que aprenden a partir de estar dentro de un grupo. Esos grupos, en los que se trabaja por un objetivo común, en los que tienes que saber adaptar tu role (así como tu forma de ser y trabajar) a los otros. Eso te hace flexible, con capacidad de adaptación a los cambios que pueden surgir como parte del juego (y sí, digo juego, y no partido o competición, porque los niños cuando hacen deporte… juegan) . Por otra parte estarían aspectos como la tolerancia a unas normas, aprender a seguir unas reglas, saber tolerar la autoridad y respetarla (como surge de la relación con los jueces y/o árbitros). Y por supuesto la disciplina, el respeto al rival, la rutina, el compromiso y la perseverancia. Y ahí quiero centrarme, en la perseverancia.

El deporte es una de las fuentes de donde emana el aprendizaje de la perseverancia que está detrás de la forma en que nos enfrentamos a las tareas y que nos lleva a la consecución de nuestras metas u objetivos (académicos, deportivos, laborales, personales…).

El documental, y algunas de las conversaciones que surgieron a modo reflexión a partir del mismo, giraron en torno a la perseverancia. No puedo desvelar mucho y espero que a los organizadores no les moleste que cuente este detalle. Recuerdo en el documental a Berta Betanzos (Campeona del Mundo en 470 y actualmente navegando en la clase 49er FX) diciéndoles a los niños de la escuela que lo más importante para ella había sido tener paciencia y no dejarse caer tras las derrotas. No se me ocurre explicación mejor para describir la perseverancia.

Si bien perseverar no te asegura el éxito, es imposible tener éxito sin perseverar. La perseverancia aumenta la probabilidad de alcanzar metas difíciles y ayuda a valorar más los logros obtenidos, ya que las personas a menudo valoramos más aquello que nos ha sido difícil alcanzar.

Recordé que hace tiempo leí una transcripción de una conferencia de Toni Nadal (entrenador de Rafa Nadal) en Buenos Aires. Hablaba de la perseverancia de Rafa frente al talento de Federer. Y como él consideraba que la formación del carácter era el área más importante en la formación global del deportista. Os dejo aquí los extractos más relevantes de lo que comentó (muchos de ellos, en tono de humor)

“Es mejor que enseñes a un jugador a ser como Rafael que como Federer, ya que ser como Federer es muy difícil. Si le pones espejos como Federer, difícilmente va a llegar. Mejor ponerle uno más accesible, como Rafa.

En mi vida siempre he dado más importancia a la formación del carácter que a la formación en sí de la técnica. Así nos ha ido, que Rafael aún no aprendió sacar…

Con un buen carácter, tienes posibilidades de acceder a todo. Con un buen carácter… A ti te va a costar dos horas aprender algo y a mi catorce, pero si yo practico catorce horas y media, y tú una hora y media, lo haré mejor.

Si formas el carácter de un deportista, el tipo podrá afrontar momentos importantes aún sabiendo que no es tan bueno.

Es muy difícil ser un Federer, jugar con esa facilidad. O un Messi, es casi imposible. Uno nace con ese don. Pero ser un jugador, eso sí que lo puedes conseguir. Tú puedes conseguir aprender a mejorar. Pero esas cosas las puedas trabajar si tienes un buen carácter.

Esta es una de las grandes virtudes de Rafael. Él sigue pensando que va a mejorar su saque. Lleva haciéndolo quince años mal pero sigue pensando que lo va a mejorar, sigue probando distintas maneras de sacar y sigue probando cosas a ver si le sale bien.

Yo creo que esto es más fácil de conseguir que intentar imitar a Federer “

Hay poco que añadir a lo expuesto por Toni Nadal. Todos estaremos de acuerdo en afirmar que la mayor fortaleza de Rafa Nadal es cómo lidia con los oscilantes estados emocionales que surgen en los diferentes momentos de un partido de tenis. Y la herramienta principal de esta capacidad de Rafa es la perseverancia, como también ha quedado de manifiesto en la recuperación de las lesiones que en los últimos tiempos ha tenido que afrontar.

Pero si salimos de la élite, y volvemos al trabajo en las escuelas deportivas, la importancia de la perseverancia en la vida de los niños va más allá de una herramienta para conseguir sus metas. La perseverancia está relacionada con como nos relacionamos con nosotros mismos, ya que ayuda a aumentar la sensación de auto-eficacia cuando tienes éxito. La auto-eficacia implica que una persona se considera capaz de ejercer control y actuar de manera efectiva para conseguir lo que desea. Y esto no es otra cosa que auto-confianza, sensación de control sobre tu vida y tu futuro. Y como consecuencia de sentirte confiado y con perspectiva de poder lograr aquello que deseas en la vida, surge un proceso psicológico de máxima importancia en la vida de los niños (y de los no tan niños) que no es otro que la autoestima.

Además, son muchos los estudios en psicología que correlacionan de forma positiva la perseverancia con el éxito académico. Estos estudios vienen a decir que los niños más perseverantes muestran un rendimiento académico exitoso en toda su vida educativa (incluso cuando llegan a nivel universitario y han dejado la práctica deportiva en un segundo plano). Y llegados a este punto, solo una reflexión más. No deja de sorprenderme cuando los padres de algunos niños les castigan sin deporte por sacar malas notas. ¿No sería eso privarles de aquello que puede ayudarles a conseguir ese rendimiento académico que esos mismos padres desean en sus hijos? ¿Acaso no podemos encontrar una fórmula mejor que alejarles de un medio a través del cual, los niños pueden obtener múltiples beneficios en la configuración de su personalidad?

El deporte son valores y las escuelas deportivas son la base. Cuidémoslas…

Patricia Díaz-Tendero
Psicóloga del Deporte
@patdiaztendero

© Hadi Psicología y Psicoterapia 2014

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario